'Les problemes del nueve génere neutre', con 'e'

'Les problemes del nueve génere neutre', con 'e'

La ‘@’, la ‘x’ y últimamente la ‘e’ han intentado, de momento sin éxito, generar una auténtica revolución en el mismo corazón del idioma español.

Tachado desde algunos colectivos como lenguaje sexista, y para algunos con un ánimo manifiestamente politico, han surgido apuestas por neutralizar la lengua.

La realidad, hasta el momento, ha vencido a las intenciones con argumentos en ocasiones basados en el uso del lenguaje, y en otras, por innecesario.

Ésta última es la versión a la que alude la Real Academia de la Lengua (RAE) quien ya expresó su opinión al respecto:

“Al decir todos no quedan excluidas de la referencia las mujeres. Si se tiene en cuenta esto, se ve que son innecesarias, y artificiosas, las propuestas de uso de signos como la ‘@’, la ‘x’ o la ‘e’ como fórmulas para un uso incusivo del lenguaje”, señaló la RAE en su cuenta de consultas en Twitter.

Es más, y en esto también insistía la Academia, tanto la ‘@’ como la ‘x’ como vocal de género neutro no disponen actualmente de un sonido con el que pronunciarlas, salvo que la sociedad sea capaz de crear uno y normalizar su uso.

Por su parte, la ‘e’ presenta también algunos problemas en su guerra contra la letra ‘o’. Han existido campañas en las que se podía escuchar claramente un avance en este sentido al hablar de “todes les diputades…” o ‘chiques, en lugar de chicos y chicas’.

Y rizando el rizo, pongamos por caso que ‘todes les diputades presentaron (o presentaren)…’ si este nuevo lenguaje integra también a las formas verbales. Es decir, este ejemplo pasaría de estar en presente a estar en futuro de subjuntivo, al menos que se modificara la conjungación de los verbos.

Por otro lado, ¿el periodista pasaría a ser le periodiste? al menos que esa terminación en ‘a’ no produndice en un lenguaje sexista. ¿La violeta pasaría a ser ‘le violete’? También existen otros que se sumergen de por sí en esta corriente social, por ejemplo, constante.

No es ánimo de estas líneas cuestionar si el lenguaje es sexista (o sexiste) o no, sino de exponer ‘les propuestes y les problemes que presentan, y han presentado, les intentes que en este sentide han ido surgiendo sobre el nueve (por nuevo) género ‘e”.

También hay quien considera que el lenguaje es sexista o no en función única y exclusivamente de la intencionalidad y del tono del hablante y que como expresa la RAE, al decir todos no se excluye a nadie.

El tema dará mucho de sí.

R.M.